Podcasts de historia

Disco del cielo de Nebra

Disco del cielo de Nebra


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Nebra Sky Disc - Historia

Wikimedia Commons El disco Nebra Sky se ha fechado aproximadamente en el 1.600 a. C.

Se cree que el Nebra Sky Disk es la representación más antigua del cielo nocturno realizada por manos humanas. Se remonta a 3.600 años en Europa de la Edad del Bronce tardía, y todavía se puede usar para medir el ángulo del sol en los solsticios.

Los antiguos europeos parecen haberlo enterrado intencionalmente hace miles de años. En ese momento, lo habían usado durante aproximadamente 200 años e incluso habían hecho alteraciones para ocultar ciertas estrellas y agregar símbolos para ayudar a medir los meses bisiestos.

Pero, debido a que los cazadores de tesoros lo saquearon ilegalmente de una ladera alemana en 1999, el Nebra Sky Disk no fue analizado por profesionales durante varios años después de que abandonó el suelo, lo que lo convierte en uno de los misterios arqueológicos más intensos de Europa.

Y algunos investigadores argumentan que este artefacto no es & # 8217t tan antiguo como se pensaba & # 8217.


El disco del cielo de Nebra: ¿calendario temprano, arte astronómico antiguo o simplemente una falsificación?

En algún momento de la historia antigua, se inmortalizó una escena estrellada en un disco de bronce. Ese artefacto es un enigma hoy. Recuperado por los cazadores de tesoros en 1999, ha sido nombrado el & quotNebra Sky Disc & quot; por la ciudad de Nebra, Alemania, cerca del sitio donde se encontró el disco.

La obra de arte cósmica no es nada nuevo, algunos expertos dicen que este objeto podría ser el primer intento sobreviviente de retratar objetos astronómicos (como estrellas) de una manera realista. Pero nos falta un contexto importante. Si bien el Nebra Sky Disc es indudablemente valioso, su edad está abierta a debate.

Una escena de maravilla celestial

El artefacto mide aproximadamente 12 pulgadas (30 centímetros) de ancho y pesa 4,6 libras (2 kilogramos). Se hicieron una serie de 39 a 40 pequeños agujeros a lo largo del perímetro. En cuanto al color, el disco tiene un fondo verde azulado salpicado de símbolos dorados.

Se ha prestado especial atención a siete puntos muy compactos. Lo más probable es que representen a Pleaides, un cúmulo de estrellas visible desde ambos hemisferios.

También hay un gran círculo dorado que se cree que representa el sol o la luna. Se enfrenta a un objeto en forma de media luna que podría ser la versión de un artista de algún eclipse o fase lunar. Finalmente, tenemos otros 25 puntos, una línea curva hacia la parte inferior y dos arcos largos que abrazan los lados.

Estos últimos evocan horizontes, una posible referencia a los solsticios. ¿Quién sabe? Quizás el disco ayudó a los agricultores a programar sus cosechas de acuerdo con los cambios de estación. También podría haber tenido un valor religioso. Aunque los arcos, las estrellas y otros adornos estaban hechos de oro, el disco en sí es de bronce corroído (de ahí su color azul verdoso).

Artefacto antiguo, crimen moderno

Tras su descubrimiento en 1999, el Nebra Sky Disc pasó tres años en el mercado negro hasta que las autoridades confiscaron la reliquia en una operación encubierta en 2002.

Poco después, en 2005, el arqueólogo de la Universidad de Ratisbona Peter Schauer afirmó que el disco era una falsificación moderna. Sus argumentos han sido descartados sobre la corrosión y otras líneas de evidencia son un testimonio de la avanzada edad de este objeto.

Aún así, la naturaleza de su recuperación plantea interrogantes. Los dos hombres que encontraron el disco celeste afirmaron haberlo desenterrado en un sitio cerca de Nebra, Alemania, a unas 111 millas (180 kilómetros) al suroeste de Berlín. Dado que el disco se consideraba propiedad del estado, no tenían ningún derecho legal a desenterrarlo o intentar venderlo. Pero estos chicos hicieron ambas cosas. Y en 2005, fueron declarados culpables de excavación ilegal.

Antes de la picadura, los saqueadores intentaron vender el disco como parte de una colección que también incluía dos hachas, dos espadas y otros artefactos supuestamente sacados del mismo lugar.

¿Es la Edad del Bronce o la Edad del Hierro?

En este momento, el disco se exhibe en el Museo Estatal de Prehistoria en Halle, Alemania. Según el sitio web oficial de la Oficina Estatal para la Conservación de Monumentos y Arqueología con sede local, "no se puede fechar directamente" mediante técnicas de datación radiométrica.

Sin embargo, no todo está perdido. La datación por radiocarbono muestra que la corteza de una de las empuñaduras de espada asociadas tiene unos 3.600 años. Si el disco del cielo se hizo al mismo tiempo (más o menos), definitivamente es un tesoro de la Edad de Bronce.

Sin embargo, un documento controvertido, publicado en septiembre de 2020, propone que es posible que el lugar de origen del disco no se haya informado con precisión. Los autores también sospechan que podría ser 1.000 años más joven de lo que se pensaba anteriormente, lo que lo convierte en un Edad de Hierro reliquia.

Harald Meller, director del Museo Estatal de Halle, no está vendido. Tampoco lo es el arqueólogo estatal adjunto Alfred Reichenberger, quien escribió un comunicado de prensa cuestionando el documento de 2020. "Los colegas no solo ignoran la abundancia de resultados de investigación publicados en los últimos años, sino que sus diversos argumentos también se refutan fácilmente", declaró la declaración de Reichenberger. Según esta historia de enero de 2021 en The New York Times, la controversia sobre la edad del disco continúa sin cesar.

Saqueadores, un caso judicial y cargos falsos rechazados. Después de todo lo que ha pasado, solo en los últimos 21 años, uno se pregunta qué le depara el futuro al misterioso Nebra Sky Disc.

Aprovechando su formación artística, el gran astrónomo Galileo Galilei publicó bocetos detallados de las manchas solares y la cara picada de viruela de la luna.


Una amarga disputa arqueológica por una antigua visión del cosmos

El disco es pequeño, de solo 30 centímetros de diámetro, pero ha cobrado gran importancia en la mente de las personas a lo largo de milenios. Hecho de bronce, el artefacto fue incrustado en oro con una visión antigua del cosmos por sus artesanos. Durante generaciones, se actualizó con nuevos conocimientos astronómicos, hasta que fue enterrado debajo de la tierra que se convertiría en la República Federal de Alemania miles de años después.

Este es el disco celeste de Nebra, y no se ha encontrado nada parecido en la arqueología europea. Muchos arqueólogos la han declarado como la representación más antigua conocida de los cielos, y para los alemanes es un emblema de herencia querido que los conecta con los antiguos observadores del cielo.

“El disco celeste es una ventana para mirar las mentes de estas personas”, dijo Ernst Pernicka, profesor senior de la Universidad de Tübingen y director del Centro Curt-Engelhorn de Arqueometría en Mannheim.

Rupert Gebhard, director de la Colección Arqueológica del Estado de Baviera en Múnich, dijo: "Es un objeto muy emotivo".

Pero aunque el Dr. Gebhard y el Dr. Pernicka reconocen la resonancia cultural pasada y presente del disco, no están de acuerdo en mucho más. Los dos hombres y los demás están polarizados por una amarga disputa arqueológica sobre la verdadera edad del objeto. Muchos se ponen del lado del Dr. Pernicka al decir que el objeto tiene aproximadamente 3.600 años y proviene de la Edad del Bronce. Pero el Dr. Gebhard y algunos colegas se mantienen firmes en sus argumentos de que debe ser unos 1.000 años más joven, y dicen que comparte más con los tótems de la Edad del Hierro.

La disputa es una "situación infeliz", dijo Harald Meller, profesor de la Universidad Martin Luther de Halle-Wittenberg y director del Museo Estatal de Prehistoria en Halle, la institución alemana que alberga el disco celeste. Mantiene su conclusión de que el disco data de la Edad del Bronce.

Un artículo publicado a fines del año pasado por el Dr. Pernicka y el Dr. Meller ofreció una fuerte refutación al caso de la Edad del Hierro presentado por el Dr. Gebhard y Rüdiger Krause, profesor de prehistoria e historia europea temprana en la Universidad Goethe de Frankfurt. Si bien algunos creen que esto debería resolver el argumento, otros arqueólogos creen que el debate continuará y debe continuar.

"Esta polémica discusión de cuestiones que aún no se han aclarado finalmente desencadenará nuevas investigaciones, especialmente en Halle, y motivará la investigación para avanzar", dijo Wolfgang David, director ejecutivo del Museo Arqueológico de Frankfurt, que no ha estado involucrado en ninguno de los dos. estudios secundarios.

El disco celeste de Nebra es un tesoro saqueado. Aquí es donde comienzan todos los problemas.

Dos hombres afirmaron haber encontrado el disco, junto con otros artefactos antiguos, durante el verano de 1999 en una ladera llamada Mittelberg cerca de la ciudad de Nebra, aproximadamente a una hora en automóvil al suroeste de Halle. Después de abollar y rayar el artefacto mientras lo desenterraban, lo vendieron y el resto del tesoro a un comerciante de antigüedades del mercado negro.

Las autoridades recuperaron el disco en una operación encubierta en 2002, en la que participó el Dr. Meller, y procesaron a los saqueadores originales, quienes finalmente revelaron el sitio donde habían descubierto el disco a cambio de un acuerdo de culpabilidad.

El Dr. Meller también dirigió la excavación del sitio de Nebra y trabajó con otros arqueólogos para establecer su procedencia de la Edad del Bronce. En años anteriores, algunos científicos dijeron que el objeto era una falsificación. Pero finalmente surgió el consenso de que el disco fue creado por personas antiguas, y el Dr. Meller ha promovido la interpretación del objeto como la expresión humana más antigua conocida de fenómenos astronómicos claros, como el cúmulo de estrellas de las Pléyades.

"Hay mucha evidencia de orientaciones arqueoastronómicas y un interés en la cosmología y el cielo nocturno, el cielo diurno, los planetas y las estrellas durante la Edad del Bronce", dijo Alison Sheridan, arqueóloga que trabajó con los Museos Nacionales de Escocia y fue presidenta. de la Prehistoric Society, un grupo internacional que promueve la investigación prehistórica. Sin embargo, el disco celeste de Nebra es "el ejemplo más antiguo de cuando alguien hizo una representación de eso en la cultura material", dijo.

El disco celeste puede alcanzar nuevas alturas a finales de este año cuando Matthias Maurer, un astronauta alemán, se dirija a la Estación Espacial Internacional a bordo de una cápsula SpaceX. El Dr. Maurer incorporó la iconografía del disco en el diseño del parche que usará durante la misión.

El Dr. Gebhard y el Dr. Krause desafiaron esa línea de tiempo de la Edad de Bronce en un estudio publicado el año pasado en la revista Archäologische Informationen, diciendo que el objeto se originó en la Edad del Hierro, unos 1.000 años después.

"Hay una situación muy poco clara sobre la historia de la búsqueda del disco", dijo el Dr. Krause. "Este es el gran problema que tenemos que resolver de alguna manera".

Los dos arqueólogos argumentan que el disco debe haber sido encontrado en otra ubicación y vuelto a enterrar con artefactos no afiliados en el sitio de Mittelberg para que parezca de la Edad del Bronce y, por lo tanto, más valioso. Apuntan en parte a un relato que dio uno de los saqueadores en un libro, y aseguran que desde que publicaron su estudio en septiembre otros comerciantes del mercado negro de antigüedades los contactaron para afirmar rumores de que el disco era de otro lugar.

“Este sitio en Mittelberg está obsoleto”, dijo el Dr. Gebhard. "Creemos que es necesario buscar un sitio nuevo".

Creen que debido a la enorme importancia cultural del disco para Sajonia-Anhalt, el estado alemán donde se encuentran Halle y Nebra, las críticas a su historia de origen popular se han sofocado.

El Dr. Pernicka, el Dr. Meller y otros colegas respondieron con una refutación publicada en noviembre en la revista Archaeologia Austriaca que reafirma las raíces del artefacto en la Edad de Bronce.

Para contrarrestar los rumores de que el disco provenía de otro sitio, primero señalan que ambos saqueadores testificaron ante el tribunal que habían desenterrado el tesoro, completo con el disco, en el sitio de Mittelberg. Ese testimonio "fue corroborado por una gran cantidad de evidencia científica o forense", dijo Flemming Kaul, investigador principal del Museo Nacional de Dinamarca, que no participó en ninguno de los estudios.

El Dr. Meller y sus colegas creen que el disco cumplió con sofisticados propósitos religiosos y calendáricos para las personas que lo hicieron. En su nuevo estudio, especulan que el sitio de Mittelberg pudo haber sido seleccionado como el lugar de descanso del disco, junto con dos espadas, dos ejes, un cincel y espirales de brazos en el tesoro, porque sirvió como una posición elevada para las observaciones astronómicas. .

“No fue desechado”, dijo el Dr. Pernicka sobre el contenido enterrado en el sitio. Fue un arreglo deliberado, dijo, que podría haber sido un entierro ceremonial sin un cuerpo o una ofrenda a los dioses.

"Vemos esto en realidad mucho en la Edad del Bronce, estas así llamadas deposiciones, o 'acumulaciones de bronces'", dijo Maikel Kuijpers, profesor asistente de prehistoria europea en la Universidad de Leiden en los Países Bajos, que no participó en ninguno de los dos estudio.

La base científica para la afirmación del origen de la Edad del Bronce se basa en un pequeño trozo de corteza de abedul, encajado en el mango de una de las espadas, que fue datado por carbono en aproximadamente 1.600 a. C. Sobre todo, el tesoro parece típico de la Edad del Bronce, lo que algunos expertos creen que refuerza el caso de que el disco también proviene de esa época.

"A menos que se pueda probar que los saqueadores ensamblaron intencionalmente un conjunto de objetos perfectamente calibrados para desencadenar una disputa intelectual entre especialistas, la interpretación más parsimoniosa es que las piezas se encontraron juntas", dijo Bettina Arnold, arqueóloga y profesora de antropología en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, que no participó en ninguno de los estudios.

Los equipos también discrepan sobre la evidencia proporcionada por las muestras de suelo, la procedencia de los metales del disco y el significado de las fascinantes escenas celestiales que decoran su rostro.

El análisis del Dr. Pernicka del sitio de Mittelberg reveló concentraciones de oro y cobre en el suelo, lo que sugiere que los metales del disco se habían filtrado durante miles de años. El Dr. Gebhard y el Dr. Krause no están convencidos de que esas partículas estén vinculadas al disco y recomiendan un mayor análisis comparativo del suelo.

El debate sobre si la iconografía del disco evoca la Edad del Bronce o del Hierro es más nebuloso. Tome el curioso semicírculo en la parte inferior de su cara: muchos arqueólogos creen que esta característica, que se agregó algún tiempo después de la creación del disco, representa una barcaza solar, un recipiente mitológico asociado con una antigua religión egipcia. La presencia de esta barcaza, también conocida como barca, podría insinuar la propagación hacia el norte de motivos mediterráneos por toda Europa en la Edad del Bronce.

“El disco celeste de Nebra debe considerarse como un objeto religioso de suma importancia para nuestra comprensión de la religión de la Edad del Bronce”, dijo el Dr. Kaul. "Al considerar esta figura como una barca solar en particular, se encuentra entre las primeras representaciones del barco solar en la iconografía de Europa".

La interpretación de la barcaza solar es desafiada por el Dr. Gebhard y el Dr. Krause, quienes piensan que la forma curva de la figura no coincide con las representaciones contemporáneas de tales barcos celestes encontrados en excavaciones desde Egipto hasta Escandinavia.

"No tenemos fotografías, de hecho, con barcazas que son totalmente redondas", dijo el Dr. Gebhard.

Si su hipótesis sobre la barcaza solar es precisa, plantea dudas sobre el icono circular en el disco, que comúnmente se cree que es el sol. El Dr. Gebhard y el Dr. Krause replican que es una luna llena, situada a la izquierda de la fase creciente. Esta interpretación del disco, junto con la presencia de tantas estrellas, corresponde a cómo las culturas europeas de la Edad del Hierro veían el cielo nocturno, dicen.

"En la Edad del Bronce, el disco es único en forma y decoración", dijo el Dr. David. "Las representaciones son demasiado naturalistas para la Edad del Bronce temprana y media, en la que los motivos lunares y solares se representan de una manera muy abstracta".

Sin embargo, algunos arqueólogos han llegado a la conclusión opuesta. El Dr. Arnold dijo que el disco era "mucho más consistente con los conceptos iconográficos e ideológicos de la Edad del Bronce que los de la Edad del Hierro en Europa Central", y el Dr. Kaul dijo que "no tenía problemas con la iconografía del disco celeste de Nebra en Europa central". Contexto de la Edad de Bronce ".

El Dr. Kuijpers ve problemas con las opiniones de ambos lados sobre la iconografía porque el disco "no encaja en ningún período", dijo. En su opinión, la fijación por un artefacto sin paralelo es el mayor problema de esta disputa.

"Es realmente desafortunado si ponemos todo nuestro enfoque en un objeto de estado excepcional", dijo el Dr. Kuijpers. “Creo que eso no ayuda a nuestra disciplina ni a lo que realmente podemos hacer. Es genial y fantástico estudiar y mirar, pero también, en cierto modo, irrelevante para el panorama general de la sociedad normal de principios de la Edad del Bronce ".

Si bien partes del debate sobre la iconografía seguirán siendo subjetivas, la Dra. Sheridan dijo que pensaba que el artículo de la Dra. Pernicka y la Dra. Meller debería resolver el argumento de que el artefacto era "un hallazgo genuino de la Edad del Bronce temprana".

Pero el disco celeste de Nebra es un comodín arqueológico, hecho tanto de secretos como de oro, bronce y cobre. El estilo visual de su cuadro cósmico continúa cautivando la imaginación del público, incluso cuando su elusivo significado y los crímenes que llevaron a su excavación imbuyen a la reliquia de un tentador misterio.

"Si bien, en general, la evidencia (tal como está) se inclina a favor de una fecha de la Edad de Bronce", escribió el Dr. Arnold en un correo electrónico, "el Disco de Nebra es un hallazgo fascinante pero trágico cuya verdadera importancia probablemente permanecerá oscura sin importar a cuántas pruebas se le somete ".


Nebra Sky Disc - Historia

El disco Nebra Sky: (Artefacto astronómico )

Este artefacto fue considerado durante mucho tiempo falso. Ahora se acepta como un artefacto genuino que describe el cielo nocturno. Es un disco de bronce de unos 32 centímetros de diámetro con un diagrama de los cielos grabado en oro. Muestra representaciones del sol, la luna, las Pléyades y otras tres medias lunas, dos que se presume son líneas de horizonte y la otra una posible "Barcaza solar" en la parte inferior.

El disco fue encontrado en la cima de una montaña (El Mittelberg) en Alemania, junto con una horda de otras reliquias de la 'Edad del Bronce', de las que está fechado en c. 1.600 antes de Cristo. El disco fue hecho por una raza de personas que vivían en Europa antes de la llegada de los celtas, y se dice que es una de las cartas de los cielos más antiguas del mundo.

Nebra Sky Disc - Forma y función:

Descripción física: (32cm de diámetro, bronce, con adornos dorados del Sol, la Luna y las Pléyades).

En los lados izquierdo y derecho hay dos arcos largos. Estos abarcan unos 80 grados cada uno. La diferencia entre la salida del sol en el solsticio de verano y en el solsticio de invierno es de 82,7 grados en esta latitud, al igual que la diferencia entre las puestas de sol en los dos solsticios. Se dice que los dos arcos representan las porciones del horizonte por donde sale el sol durante el año. (La capa de oro en el arco de la izquierda, que representa la puesta de sol, se ha caído y se ha perdido).

Entre los dos arcos hay un círculo completo y una media luna. La creciente representa obviamente una luna creciente, mientras que el círculo grande puede ser el sol o la luna llena. (El oro en el círculo del sol / luna llena está dañado). Teniendo en cuenta las conclusiones recientes de su función original (ver más abajo), es probable que se trate de un símbolo del sol. En el fondo hay 23 estrellas punteadas en un patrón aparentemente aleatorio, y un grupo de siete estrellas que representan el cúmulo estelar de las Pléyades (las Siete Hermanas o M45). Los rayos X indican que debajo del oro del arco derecho hay dos estrellas más, por lo que es probable que los dos arcos se hayan agregado algún tiempo después de las otras características.

Además, el número de estrellas en el disco es 32, junto con la Luna, lo que hace 33 objetos en total. Curiosamente, 33 años lunares equivalen a 32 años solares.

El examen del disco revela que se agregó el arco en la parte inferior (el 'Barco del Sol') 'años después de que se hizo el disco' (2)

La función del disco Nebra Sky:

Se ha propuesto de diversas formas que el disco fue concebido como una herramienta astronómica, y que a través de la comparación de los cielos y una representación visual de los extremos de las posiciones de salida y puesta del sol a lo largo del horizonte (según lo presentado por los arcos a cada lado ), que con el disco en un plano horizontal, podría utilizarse para determinar la época del año. Además, se propone que se utilizó para calcular la diferencia entre los ciclos solar y lunar en forma de sumar un decimotercer mes lunar, algo que se requiere cada dos o tres años) Quizás sea relevante que se haya encontrado el sitio del escondite en la cima de una colina, un buen lugar para observar los movimientos del sol. El sitio estaba rodeado por un banco bajo artificial, que podría usarse para medir la posición del sol en el horizonte. (1)

Artículo: 2002. (www.dw-world.de)

Un grupo de eruditos alemanes que estudiaron esta joya arqueológica ha descubierto evidencia que sugiere que el disco se utilizó como un reloj astronómico complejo para la armonización de los calendarios solar y lunar.

“La sensación radica en el hecho de que la gente de la Edad del Bronce logró armonizar los años solar y lunar. Nunca pensamos que lo hubieran logrado. El funcionamiento de este reloj probablemente era conocido por un grupo muy pequeño de personas ''.

Los astrónomos de la Edad del Bronce sostenían el reloj de Nebra contra el cielo y observaban la posición de los objetos celestes. El mes intercalario se insertó cuando lo que vieron en el cielo correspondía al mapa del disco que tenían en sus manos. Esto sucedía cada dos o tres años.

Según el astrónomo Wolfhard Schlosser de la Universidad Rurh en Bochum, los observadores del cielo de la Edad del Bronce ya sabían lo que los babilonios describirían solo mil años después.

"Aún no está claro si esto fue un descubrimiento local o si el conocimiento vino de lejos", dijo Schlosser.

Desde que se descubrió el disco, los arqueólogos y astrónomos han estado desconcertados por la forma de la luna tal como aparece en el disco. De acuerdo con la antigua regla babilónica, un decimotercer mes solo debe agregarse al calendario lunar solo cuando se ve la constelación de la luna y las Pléyades exactamente como aparecen en el disco celeste de Nebra.

.


¿Qué edad tiene esta antigua visión de las estrellas?

Es una historia de bronce, hierro, saqueos y conflictos arqueológicos.

El disco celeste de Nebra ha sido aclamado como la representación más antigua conocida del cosmos. Descubierto por saqueadores en 1999 y luego recuperado en una picadura por arqueólogos y agentes de la ley unos años más tarde, el antiguo artefacto de bronce, con incrustaciones de oro del cielo nocturno, ha provocado acalorados debates.

Ahora, un par de arqueólogos alemanes están cuestionando la edad y el origen del disco, agregando otro capítulo a la compleja saga del objeto encantador.

En la actualidad, se estima que el disco tiene unos 3.600 años, y se remonta a la Edad del Bronce. Los saqueadores que inicialmente lo descubrieron dijeron que estaba enterrado en la cima de una colina cerca de la ciudad de Nebra en Alemania, junto a armas de la misma época.

Rupert Gebhard, director de la Colección Arqueológica del Estado de Baviera en Múnich, y Rüdiger Krause, profesor de historia europea temprana en la Universidad Goethe de Frankfurt, proponen ahora que el disco es un producto de la Edad del Hierro, lo que lo haría unos 1.000 años más joven.

Los investigadores también argumentan que lo más probable es que los saqueadores hayan trasladado el disco al sitio de Nebra desde otra ubicación, lo que significa que puede no estar asociado con los otros artefactos, o con la propia Nebra, según un estudio publicado este mes en la revista Archäologische Informationen.

"Consideramos el disco como un único hallazgo, como un único artefacto, porque nada encaja en el área circundante", dijo el Dr. Krause.

El Museo Estatal de Prehistoria en Halle, Alemania, que exhibe el disco celeste de Nebra, emitió un comunicado calificando las conclusiones del equipo como "demostrablemente incorrectas" y "fácilmente refutadas".

"El mayor error en la ciencia es si no se hace referencia a todos los datos", dijo Harald Meller, director del museo. “Lo que hacen estos colegas es referirse solo a datos muy limitados que parecen ajustarse a su sistema”.

El Dr. Gebhard y el Dr. Krause plantearon dudas sobre varias suposiciones anteriores sobre el disco.

Se cree que el artefacto está afiliado a los elementos de la Edad del Bronce en parte porque la tierra en los objetos indicaba un período común, pero el estudio apunta a documentos judiciales contradictorios sobre esas evaluaciones. Algunas de las armas asociadas con el disco pueden no datar de la Edad del Bronce o provenir del mismo depósito, según el Dr. Gebhard y el Dr. Krause.

Los investigadores sospechan que los saqueadores originales pueden haber movido los artefactos a la ubicación de Nebra para mantener su sitio en secreto de los arqueólogos profesionales.

“Nunca te dicen el lugar donde excavaron porque es como una caja del tesoro para ellos”, dijo el Dr. Gebhard. "Simplemente regresan al mismo lugar para obtener y vender material nuevo".

Las disputas sobre la autenticidad del disco celeste de Nebra no son infrecuentes. Su espectacular diseño ha asombrado tanto a los expertos como al público, pero también ha provocado preocupaciones de que podría ser una falsificación.

"El problema aquí es que se trata de algo único", dijo Alison Sheridan, ex presidenta de la Prehistoric Society, que no está involucrada con ninguno de los equipos. "Por eso la gente ha dicho, tal vez sea una falsificación".

Emilia Pásztor, arqueóloga del museo Türr István en Hungría que ha estudiado el disco, señaló que sus antecedentes en el mercado negro amplifican estas incertidumbres.

"El disco de Nebra, debido a las circunstancias del descubrimiento", dijo, "pertenece a esos hallazgos arqueológicos que pueden ser debatidos eternamente hasta que se pueda encontrar algún método de datación absoluta muy preciso para los metales".

Aún así, ahora existe un fuerte consenso de que el disco celeste de Nebra es un artefacto antiguo genuino.

"Es original. No es falso ", dijo el Dr. Krause sobre el disco. "Lo que se puede hacer con él es una discusión científica muy interesante que muestra los diferentes lados u objetivos de cómo juzgar este objeto, ya sea en el Bronce o en la Edad del Hierro".

Con ese fin, el equipo del Dr. Meller tiene la intención de publicar una refutación del nuevo estudio. Otros arqueólogos creen que tendrán mucho con qué trabajar.

"Lo que se ha presentado aquí ciertamente no saca del agua el argumento de que estamos en la Edad de Bronce", dijo el Dr. Sheridan del nuevo estudio.


Contenido

Ubicación Editar

Nebra se encuentra entre Querfurt y Naumburg en el río Unstrut en el oeste del distrito de Burgenlandkreis.

Subdivisiones Editar

Comunidades vecinas Editar

Las ciudades vecinas son Querfurt, Barnstädt y Steigra (las tres en Saalekreis) al norte, Karsdorf al este, Bad Bibra al sur y Kaiserpfalz al oeste.

En 1962, cerca de Nebra se encontraron cuatro estatuillas magdalenienses del Paleolítico Superior tardío, que pertenecen a la obra de arte más antigua conocida en Sajonia-Anhalt. Las cifras tienen entre 12.000 y 14.000 años.

La ciudad es quizás más famosa debido al disco celeste de Nebra, que fue encontrado en Wangen cerca de Nebra en 1999. No se hizo público hasta 2002 cuando los buscadores intentaron venderlo y finalmente fueron arrestados luego de una operación encubierta en Basilea, Suiza. Se cree que el disco celeste se creó entre el 2100 y el 1700 a. C. y que fue enterrado aproximadamente en el 1600 a. C.

Los documentos históricos más antiguos que mencionan a Nebra se remontan al 876. Los privilegios de la ciudad se adquirieron en el siglo XII.

El castillo de Nebra fue construido en 1540 por los hermanos von Nißmitz.

Durante muchos siglos, la piedra arenisca roja se extrajo en la región que se utilizó para castillos y granjas.

Entre 1952 y 1994, Nebra fue la sede del municipio de Nebra en el distrito de Halle.

El nombre de la ciudad se cambió el 1 de enero de 1998, de Nebra para Nebra (desarmado).

El 1 de julio de 2009, la aldea de Wangen, anteriormente separada, se fusionó con Nebra, [2] y el 1 de septiembre de 2010 se anexó la aldea de Reinsdorf. [3]

Nebra presenta hoy los archivos de Courths-Mahler y Arche Nebra, un museo sobre la historia del disco celeste de Nebra. El disco celeste en sí se exhibe en el Museo Estatal de Prehistoria de Halle.


Nebra Sky Disc - Historia

Actualizado: lun., 21 de septiembre de 2020 08:20:53 GMT

El disco celeste de Nebra, uno de los artefactos prehistóricos más famosos de Alemania, a menudo se considera la representación del cosmos más antigua del mundo. Para un objeto relativamente pequeño, el disco moteado de oro tiene solo 30 centímetros de ancho, ha generado una gran controversia.

De hecho, la sórdida historia del disco del cielo de Nebra se lee como una novela de Dan Brown, que involucra saqueadores, audiencias judiciales, conflictos entre arqueólogos e incluso acusaciones de venganza.

Según los informes, el disco celeste fue desenterrado en 1999 cerca de la ciudad de Nebra, Alemania, por saqueadores que lo vendieron a comerciantes del mercado negro. Fue recuperado por las fuerzas del orden varios años después, y los saqueadores fueron procesados ​​en los tribunales. Hoy, se exhibe en el Museo Estatal de Prehistoria en Halle.

Pero hubo inconsistencias en las historias de saqueadores & # x27 sobre cómo adquirieron el artefacto. Y los expertos continúan debatiendo los orígenes exactos y la historia del disco, que se considera que data de la Edad del Bronce, hace unos 3.600 años.

Ahora, la saga continúa, ya que un nuevo análisis ha sugerido que el disco celeste de Nebra podría ser unos 1.000 años más joven de lo que se pensaba.

Según el análisis del suelo adherido al disco y la iconografía de sus decoraciones, dos científicos concluyeron que es más probable que el artefacto sea de la Edad del Hierro, que data de hace unos 2.800 y 2.050 años. El estudio se publicó este mes en la revista alemana Archaeological Information.

Los autores del estudio, Rupert Gebhard, director de la Colección Estatal Arqueológica de Baviera en Munich, y Rüdiger Krause, profesor de prehistoria e historia europea temprana en la Universidad Goethe de Frankfurt, argumentaron que la ubicación exacta del disco y el descubrimiento de # x27 podría no ser el Mittelberg. colina cerca de Nebra, Alemania, el lugar donde un saqueador dirigió a las autoridades.

"Uno de los principios de los saqueadores es nunca decir la verdad sobre el sitio que ha excavado", dijo Gebhard. "Lo que es interesante es que nadie ha descubierto nada en el Mittelberg antes de este descubrimiento, y nadie ha descubierto nada en el Mittelberg después." Desde este punto de vista, es muy inusual que el sitio sea el sitio real & quot.

La fecha del disco fue determinada en parte por los objetos encontrados junto a él: espadas de la Edad de Bronce, hachas y un cincel prehistórico. Pero basándose en las adherencias al suelo encontradas en todos los objetos, escribieron los autores, tampoco es seguro que se hayan encontrado originalmente juntos.

El nuevo estudio arroja dudas sobre el estado del artefacto & # x27s como la representación más antigua de los cielos y podría empañar su reputación como lo que la UNESCO ha llamado "uno de los hallazgos arqueológicos más importantes del siglo XX".

Museo refuta último estudio

El estado alemán de Sajonia-Anhalt, que alberga el disco en su museo estatal, está refutando enérgicamente la investigación de Gebhard y Krause & # x27s.

"Los colegas no solo ignoran la abundancia de resultados de investigación publicados en los últimos años, sino que sus diversos argumentos también se refutan fácilmente", dijo el arqueólogo estatal adjunto Alfred Reichenberger en un comunicado, y agregó que algunas de las afirmaciones del nuevo artículo de investigación son inconsistentes y "incomprensibles". . & quot

Ernst Pernicka, profesor de arqueología natural en la Universidad de Tübingen, dijo que él y el director del Museo Estatal, Harald Meller, planean publicar un artículo de refutación a finales de este año.

Pernicka told CNN he believed the new analysis could even be "revenge" because Gebhard and Krause once published a book on Mycenaean gold artifacts found in Bavaria, but Pernicka's analysis concluded they were fakes.

Pernicka's earlier research on the disc found that the composition of the copper of the sky disc and the copper of the objects found alongside it are all very similar. His research also determined the soil below the Mittelberg spot where the disc was reportedly found has enrichments of copper and gold that prove those metals had been buried there for a long time -- strong arguments against the latest analysis, he said.

The State Office for Heritage Management and Archaeology argued that the soil attachments on the sky disc and the objects found nearby it "very probably" correspond with the presumed location where the looters said the objects were found, citing yet another expert who conducted the investigations of the soil attachments for the Regional Court of Halle.

Both sides said the other scientists are ignoring crucial expert opinions and pieces of evidence.

Emilia Pásztor, an archaeologist at Hungary's Türr István Museum who has studied the disc but is unaffiliated with the latest analysis and the state museum, told CNN she believed that both sides' analyses regarding the soil samples are not clear enough. However, she said the scientific community is excited about the debate and the possibility of new investigations.

"The Nebra disk -- due to the circumstances of the discovery -- belongs to those archaeological finds that can be debated forever until some very accurate absolute dating method can be found for metals by physicists or other nature-scientists," Pásztor said in an email.

Pásztor also said the latest analysis of the iconography found on the disc is "not complete and convincing" enough to definitively place it in the Iron Age, but that the very simple style of the imagery also differs from usual depictions from the Bronze Age. The crescent shape was extremely rare during that time period, she also noted, and only one other late Bronze Age artifact (a bowl from Zurich) has one.

"All these arguments are not solid evidences," Pásztor noted, adding, "If an archaeological find is taken from a treasure hunter to a museum, one cannot be sure of anything."

There have even been discussions in the past about whether the artifact is a forgery.

But the museum put the artifact through rigorous testing to ensure it's not a fake, and Pernicka told CNN that tests on the metal have definitively confirmed it's at least 100 years old -- so not a modern forgery. However, existing technology isn't good enough prove whether it's from the Bronze or Iron age. Gebhard and Krause also said they think it's "an original object of unknown date," adding that "the Iron Age is the most probable date -- it even could be younger."

Gebhard said the important things is for archaeologists to be clear about what they do and do not know for certain.

"Of course we know there is a political aspect, as well as a scientific aspect," said Gebhard, adding that the disc generates tourism for Saxony-Anhalt and the state has invested large sums of money into its museum exhibit. "Archaeology itself is not as precise as physics or chemistry. There are always errors and misinterpretations and the problem is you have to be honest to say, 'Well, I know this but I don't know this.'"

It's important for the scientists studying the disc to be upfront with local authorities and museum visitors that there could be other interpretations and evidence, Gebhard said.

"We're trying to set up a scientific discussion, finally, to get into the topic again together with other colleagues and with the Halle colleagues," Krause added. "It's a very interesting artifact, but it needs more open discussion."


The Nebra sky disk

This disk, made of bronze and gold, with an age of around 3,600 years, belongs to the oldest find representing astronomical phenomena and thereby depicting planets and stars in the sky. It is thus of great value, because it is evidenced that people of the Bronze Age (2200-800 BC) did not only possess manual skills to create such a refined metal disk, but above all, had the knowledge about astronomical processes. They observed the celestial events with the naked eye and portrayed this in an artistic form.

The Nebra sky disk (Nebra is a small town in Saxony-Anhalt, Germany) has a colourful history. Due to a variety of material analyses, in particular of the associated finds that were discovered together with the disk, it was possible to determine the approximate time of burial to be 1600 BC, and hence the age could be defined. This precious piece lay in the ground in Nebra over millennia until in 1999 it was found by tomb raiders. After sales from fence to fence and many efforts, it found its way back and was turned into government property. Subsequently, if became the most substantial research object and remains to be the most valuable item of the Bronze Age, until today. The insurance value is over 100 Mio. Euros – a striking figure for two kilos of old metal.

The disk has a diameter of 32 centimetres. One can see on its bronze body (an alloy of copper and zinc), which is now covered with a green layer of malachite, different applications of gold that depict the night sky. On the left side of the centre, there is a big circle that used to be interpreted as the Sun. Today, it is also potentially seen as the Full Moon – which makes sense, considering the simultaneously depicted stars. Furthermore, you can see the waxing moon crescent and various stars, of which the central formation is being interpreted as the Pleiades, see also the following picture:

Sideways, on the edge of the disk, arches were attached (only the one on the right remained preserved), which mark the horizon and hence, the sun rise and sun set. The smaller arch on the lower edge represents a solar barge that we know of the Egyptian mythology. This boat was supposed to carry the sun at daylight across the sky, in order return driving through the underworld at night.

It is interesting that the moon crescent has clearly a bigger diameter in comparison to the full moon or sun disk. Because the moon crescent lies closer to the horizon, this could be an indication of the so called moon illusion, a phenomenon where the Moon appears to be larger when closer to the horizon.

The Nebra sky disk is an impressive example for the power of the human mind and its need to research and understand the world and the universe. Much of this power remained alive in our time and reminds us not to stagnate. We are able to do great things.


The Nebra Sky Disk

In September of 2002, German archaeologists revealed a Bronze Age find with the potential to change modern-day thought about how the ancients viewed their relationship to the stars, moon, and sun, and how they may have used solar observatories to predict the cycle of life.

Based on its association with other Bronze Age artifacts found near Nebra, a site located about 110 miles southwest of Berlin in eastern Germany, archaeologists believe that the bronze Sangerhausen or Nebra Star Disk may be 3,600 years old and has been associated with the Bronze Age Unetice culture.

Despite having been discovered by metal detectorists illegally working the site, it was not until 2002 that authorities seized the artifact, along with two swords, two axes, a chisel, and a set of arm-rings, and arrested the people who had plundered the site. Only then were archaeologists able to pinpoint exactly where the looters had unearthed the plate-like disk and begin excavating the site.

Thus far, archaeologists have uncovered a circular earthen embankment some 200 yards in diameter, which encloses the entire site and includes a series of ramparts and ditches that were used continually from 1,600 to 700 BC.

Valued at about $10 million, the disk’s images were embossed with gold leaf. They display the sun (or a full moon), a crescent moon, the horizon, and 32 stars, several of which may represent the Pleiades, the star cluster used by Bronze Age peoples to predict the timing of autumn and the fall harvest.

If determined to be authentic, the Star Disk could be the earliest astronomical map in existence, and the forested site where it was found—Mittelberg hill—might be the home to the oldest surviving solar observatory.

The Purpose of the Disk
While scholars have wrestled with the possibility that such megalithic sites functioned as some sort of celestial observatory, they have been unable to offer concrete physical proof to bolster their theories. So the association of the Star Disk with the henge-like structure at Nebra may be just the breakthrough they have been seeking. The images on the Star Disk may even correlate with the view of the night sky as seen from Mittelberg hill during the Bronze Age.

Besides identifying several astronomical bodies on the bronze disk, scholars have offered a variety of interpretations about the two curved shapes depicted opposite each other on the object. The two gold bands may represent an angle of 82.5°.

This represents the circle of the daily period passing from the summer solstice on June 21 to the winter solstice on December 21 in central Germany. A third more curved gold band lies between the two horizon arcs, and may represent either the Milky Way or a ship sailing between the horizons across the nocturnal celestial ocean.

Archaeologist Harald Meller, director of State Museum for Prehistory in Halle, Germany, believes that both the circular building and the Star Disk were used by the ancients to track the sun’s movement from winter to summer solstices, providing information on when to sow and harvest their crops.

The Star Disk is currently being studied in Halle, Germany. Future plans for the site near Nebra include reconstructing the solar observatory and turning the hilltop into a tourist attraction so that visitors will be able to experience how the structure may have functioned during prehistoric times.

Perhaps by then, sufficient evidence will exist to determine whether the bronze plate is authentic and confirm both its original purpose and that the henge site was used by the ancients as a solar observatory. Its broader implications may change the way archaeoastronomers understand the prehistoric world, how megalithic monuments were used, and whether or not the ancients had an intellectual sophistication that modern humans have yet to define.


Ver el vídeo: EL CIELO TE ENVIO BONNIE POINTER VERSION DISCO (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Arber

    Algo que no puedo suscribirme al feed RSS ...

  2. Wilbert

    Justo lo que es necesario.

  3. Qasim

    Concedido, tu idea es simplemente perfecta.

  4. Jaynie

    Me gusta tu idea. Ofrezca poner una discusión general.

  5. Sebastiano

    Estoy absolutamente seguro de esto.



Escribe un mensaje